Tus uñas naturales no se rompen y crecen rápido con esta receta

La apariencia de las manos de una mujer dice mucho sobre sí misma. Sin embargo, hay quienes, debido a hábitos dañinos, mala nutrición, tipo de actividades o uso excesivo de esmaltes y productos de baja calidad, tienden a tener uñas frágiles y Frágil e incluso un tono amarillento. Entonces sabrás cómo tus uñas dejarán de romperse.

En el mercado, hay muchas opciones para lidiar con esto, pero no son tan efectivas como se esperaba. Es entonces cuando la madre naturaleza interviene en el rescate de tus uñas: recomendamos ciertos productos con propiedades regeneradoras e hidratantes para hacerlos fuertes y saludables.

Con un rápido paseo al mercado o revisando su despensa, encontrará todo lo que necesita para despedirse de la apariencia no deseada de las uñas.

Aplica esto y tus uñas dejarán de romperse rápidamente.

Aceite de oliva o aceite de ricino

El aceite de oliva no solo se puede usar para condimentar ensaladas y apelar a nuestras recetas, sino que también se usa en medicina natural debido a sus múltiples propiedades.

¿Cómo utilizarlo?

Llene un recipiente con media taza de aceite de oliva virgen extra y empape una bola de algodón. Frota tus uñas suavemente con el algodón para que absorba las vitaminas del aceite. Deje que se alimenten durante unos 20 minutos, luego retire con abundante agua y jabón. Repita este procedimiento tres veces por semana para ver los resultados. Si no tienes aceite de oliva, puedes aplicar aceite de ricino.

ajo

Durante mucho tiempo, el ajo se ha utilizado eficazmente para luchar contra muchas enfermedades. En el caso de las uñas frágiles, dejarán de romperse porque son útiles debido a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas.

De esta manera, puede eliminar las toxinas de las áreas afectadas y fortalecerlas.

¿Cómo utilizarlo?

Cortar 1 diente de ajo por la mitad. Frote sobre las uñas durante cinco minutos.

Se recomienda aplicarlo antes de quedarse dormido para evitar olores molestos durante la rutina diaria. Ahora, si te atreves a usarlo durante el día, te sugerimos que te laves las manos con jabón. Para los bebés y así reducir el olor fuerte.

Otra forma de aplicarlo es aplastar 1 diente de ajo. Hervirlo en media taza de agua y una vez que hierva, retirarlo del fuego y esperar hasta que se enfríe. Agrega 1 cucharadita de jugo de limón. Mezclar todo y verterlo en un recipiente vacío de esmalte de uñas. Aplicar la mezcla todas las noches antes de acostarse. Aceite de limón y almendra

¿Cómo utilizarlo?

Mezclar el jugo de ½ limón con una cucharada de azúcar. Deja que tus uñas descansen en la mezcla durante unos 10 minutos.

Asegúrese de que las yemas de los dedos estén impregnadas. Una vez transcurrido el tiempo correspondiente, frote una bola de algodón con aceite de almendras dulces y frótela suavemente sobre las uñas. Haga este paso dos veces por semana para lograr resultados notables.

Compartir