Muda la piel de tu rostro de 50 años por una de 20 años, libre de arrugas, el secreto está en la despensa de tu cocina a la palma de tu mano.

La piel del rostro es una de las pieles más sensibles que podemos tener en todo el cuerpo. Esto se debe a que la piel de esta zona es más fina que en casi cualquier otro lugar. Como resultado, es más susceptible a recibir daños. Como la piel del rostro es sumamente visible, todos buscamos la manera de que esté en buen estado. No obstante, esto no siempre es tan fácil como podamos creer. Por el contrario, tener un rostro radiante requiere de muchos esfuerzos. Pero, en el siguiente video te enseñaremos una receta que con muy poco esfuerzo te ayudará a rejuvenecer.

Compartir